El vehículo conectado propulsado por hidrógeno

22/10/2019

Compartir

El hidrógeno es uno de los pilares de desarrollo del automóvil

Tras varias generaciones de vehículos experimentales, Hyundai marcó un hito en 2013 con su iX35 FCEV, primer vehículo de pila de combustible producido en serie. Cinco años después salió al mercado el Hyundai NEXO, mucho más avanzado, con el que Hyundai ha matriculado el primer FCEV en España. Es muy significativa la apuesta del gigante coreano, que siempre da pasos tecnológicos muy firmes. Demuestra que el hidrógeno es uno de los pilares de desarrollo del automóvil, pues compatibiliza ecología, independencia energética y, algo que pocos saben, los coches de hidrógeno son muy divertidos y agradables de conducir.

¿Qué es un FCEV?

Su nombre lo dice casi todo, Vehículo Eléctrico de Pila de Combustible (Fuel Cell Electric Vehicle). La gran diferencia con otros vehículos eléctricos estriba en que la energía es “generada a bordo”, ya que la pila de combustible es una mini-central eléctrica. Así no necesitamos instalar tan pesadas baterías, reducimos drásticamente sus tiempos de carga y elevamos su autonomía notablemente. Cuando el hidrógeno se agota el repostaje sólo lleva 5 minutos, con los que el NEXO adquiere una autonomía según el nuevo y muy realista ciclo WLTP de 666 km (y hasta 822 en entorno urbano). Puede, por tanto, repostarse en “hidrogeneras” tan sencillamente como un gasolina o diésel. Esto es una ventaja inmensa en países como España, donde tres cuartas partes de la población carece de plazas de aparcamiento en las que instalar cargadores de vehículos eléctricos.

Saber más