El empleado digital en Industria 4.0

Opinión y estudios 31/10/2019

Compartir

Los empleados son críticos en la transformación digital de las compañías: son la clave de su éxito y, por ese motivo, disponer de una fuerza de trabajo con talento y lo más eficiente posible se ha convertido en uno de los objetivos principales de los CEO del sector industrial.

Resulta crucial incrementar las capacidades digitales de sus empleados y dotarlos de las herramientas tecnológicas adecuadas para potenciar el rendimiento de las fábricas. Pero no basta con entregarles nuevas herramientas y esperar a que los resultados lleguen. La tecnología no será útil si no es capaz de facilitar una nueva forma de trabajo, una nueva experiencia de usuario que impulse y consolide un cambio cultural.

Las propias condiciones de contorno de la industria no lo ponen fácil: algunas barreras dificultan la implantación de una nueva cultura. La primera de ellas es la fuerte aceleración tecnológica: la robotización de procesos no solo aparta del sector a los perfiles menos cualificados sino que, además, genera la necesidad de incorporar empleados con capacidades cada vez más específicas.  Se precisa mucho tiempo para capacitar a las personas para realizar trabajos que hace poco no existían y para cultivar otras habilidades necesarias en los nuevos contextos de trabajo. La comunicación social, la creatividad, la capacidad de adaptación y el pensamiento disruptivo son algunas de las más demandadas y, a la vez, las más difíciles de encontrar. Por este motivo, cada vez más puestos de trabajo se quedan sin cubrir también en la Industria 4.0.

Por otra parte, existe una brecha cultural que frena la implementación de entornos de trabajo más abiertos, participativos y modernos. La diversidad es buen ejemplo de ello: la participación femenina es muy minoritaria, especialmente en España donde, según datos del Ministerio de Economía y Empresa, solo el 15,6% del sector está ocupado por mujeres, casi un 15% menos que en el resto de Europa. Además, existe una brecha generacional: los nativos digitales no encuentran atractivo un sector que arrastra un fuerte componente tradicional, mientras que los veteranos presentan resistencia al cambio para convivir con la nueva tecnología.

Leer más